Al final, la verdad no es más que la relación de hechos acontecidos en la que se destacan aquellos que a la persona le llama más la atención. Nunca encontraremos una verdad exacta por más  que preguntemos o investiguemos, pues cada versión girará entorno a un hecho disconforme con la cantinela de otro.